Cerca nel blog

giovedì 26 gennaio 2017

Madurez psicológica y espiritual

Wenceslao Vial, Madurez psicológica y espiritual
Jornadas sacerdotales
San José de Costa Rica
24 al 26 de enero 2017



Descargar Presentación

El tema que nos proponemos abordar es muy amplio y se sitúa en el marco de grandes desafíos de la Iglesia: cómo ayudar, con el ministerio sacerdotal, a crecer con alegría y cara a Dios, en este mundo trasformado por la inmediatez, la globalización, los abundantes estímulos, la competitividad. Los títulos son expresivos y atrayentes. Comenzaremos por dar un panorama general de la madurez psicológica. Para ayudar desde el acompañamiento espiritual, veremos luego los retos de la juventud y del matrimonio y algunos puntos sobre la idoneidad en un camino vocacional de entrega a Dios, con particular mención al don del celibato. Afrontaremos después los trastornos de personalidad, la ansiedad y la depresión y, finalmente, la esfera de la sexualidad y sus alteraciones.

           Con las sesiones y el aporte de cada uno, podremos profundizar en algunas líneas que permitan afrontar diversas circunstancias que se encuentran en la práctica pastoral. Lógicamente, no podrán ser todas, ni es nuestra intención resolver en forma definitiva los temas que se traten. La perspectiva psicológica estará de fondo en los argumentos. Esto no significa que consideremos a esta ciencia como la clave de la vida espiritual. En línea con el Concilio Vaticano II, queremos aprovechar sus progresos, para conocer mejor al ser humano que, sin embargo, sólo se comprende plenamente en Cristo.
  
Un objetivo claro es que nosotros mismos lleguemos a conocernos más, para conocer a los otros, y mejorar. Así es como estaremos en mejores condiciones de ayudar. Las cuestiones terminológicas son importantes, y por eso intentaremos ir aclarándolas. Recordemos, antes de nada, que la psicología estudia los procesos mentales, que incluyen los pensamientos, los afectos, la dinámica consciente e inconsciente de la persona.

1 commento:

  1. Muy enriquecedor encuentro Sacerdotal! La fe y la ciencia van de la mano.

    RispondiElimina